Novio catalán

Había una vez un catalán tan tacaño, pero tan tacaño, que un día iba con su novia paseando y pasa por la puerta de un restaurante, y su novia, para ver si la invita, dice:

– ¡Qué bien huele!

Y el novio le responde:

– ¿Quieres pasar de nuevo?

Esta entrada fue publicada en Chistes de nacionalidades, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.