papa, papá

– Papá, papá, ¿Los pedos pesan?

– No, hijo.

– Ah, pues entonces me he cagado…

Esta entrada fue publicada en chistes cortos. Guarda el enlace permanente.